¡Estás embarazada!

En Fitness por mamasyfitnessDejar un Comentario

El día que lo descubres se convierte en algo mágico, al principio cuesta creerlo y en mi caso ante las primeras dudas con el test de “rayita” decidimos que lo mejor era comprar un test de estos tan famosos que directamente te lo dice y a la mañana siguiente ahí estaba: “Embarazada 2-3 semanas”.

Te quedas un poco en shock y lo vas asimilando día tras día, aunque ni siquiera a día de hoy eres totalmente consciente de que llevas a tu pequeñajo dentro.

Una de las primeras cosas que me vino a la mente fue cómo continuar mi gran actividad deportiva, puesto que a pesar de haber entrenado a mujeres embarazadas y haber estudiado sobre el tema en profundidad, cuando llega la hora en que te pasa a ti…entran los miedos. Yo que era Doña “no pasa nada”, “no le des tantas vueltas y si estás acostumbrada hazlo”, etc Pues en ese momento me entraron las dudas de si seguir realizando la misma actividad.

A los dos días de la noticia, por compromisos laborales tenía que realizar bastantes “mini-clases” y viajar para ello. Me entraron dudas, como a todas, pero si yo me encontraba bien ¿por qué no hacerlo? Adapté un poco ciertos ejercicios para no forzar sobretodo la zona abdominal y a por ello! Y lo hice! Me sentí muy bien, solo algo más cansada de lo habitual, pero sin ningún problema en absoluto.

El primer trimestre es el más peligroso, eso dicen siempre, por lo que la actividad física en mi caso se ha visto bastante reducida: andar, ejercicios suaves y estiramientos. Seguir moviéndome es algo fundamental, ya que no sólo me viene bien estéticamente, sino en cuanto a mi salud: reducir estrés, no aumentar peso en el embarazo y mantener una vida saludable por el bien de los dos (si, confirmo que sólo viene un bebé)

¿Habéis tenido estos miedos al principio? ¿Continuaís con vuestra actividad física?

Dejar un Comentario